Análisis clínicos Mérida

Los análisis clínicos Mérida más comunes y su interpretación

 

En esta época de alta tecnología, el cuidado de la salud requiere de la interacción de varias disciplinas médicas y herramientas como los análisis clínicos Mérida, que aportan prevención, monitoreo y cuidado de una enfermedad. Anualmente se recomienda monitorear nuestro estado de salud con uno o varios de los perfiles de pruebas básicas. Algunas de estas pruebas conllevan ciertos mitos que compartiremos con ustedes, además de su descripción, la explicación  analíticas, valores normales, valores elevados, diferencias e implicaciones.

 

Colesterol HDL, LDL y Triglicéridos

 

El colesterol es un tipo de grasa que hay en nuestro organismo; uno de los mitos que rondan cuando el colesterol está elevado, es llegar a la conclusión de que lo producimos nosotros mismos al descuidar nuestros alimentos, y en efecto existe una parte del colesterol que es producida por nuestro organismo, sin embargo otra parte muy importante es la que tomamos según la dieta que vamos ingiriendo. Con los triglicéridos ocurre algo similar que con el colesterol, ya que es una de las formas más eficientes que tiene nuestro organismo de conservar la grasa, pero para conservarla necesita transportarla por la sangre, unida a ciertas moléculas; es por ello que se pueden determinar los diferentes niveles de triglicéridos que tenemos en nuestra sangre y correlacionarlo con la grasa corporal que tenemos. Los triglicéridos provienen de la dieta, como dulces y alcohol. En cuanto al colesterol bueno y el malo, no se trata de que exista un grupo de colesterol mejor que otro, lo que sucede es que es el colesterol total que se mide en nuestras analíticas y que varía habitualmente entre 110 y 200. Se subdividen en dos grupos: el primero es el del colesterol bueno, llamado también colesterol HDL, nomenclatura que viene por la proteína que traslada el colesterol de las arterias a nuestro hígado, de ahí se deriva su nombre, porque es el que transporta todo el colesterol que hay en la sangre y lo deposita en nuestro hígado; mientras que el colesterol malo, llamado también colesterol LDL, tiene esa denominación porque la proteína que traslada al colesterol, lo hace desde el hígado a las áreas donde necesitemos ese tipo de grasa.

 

El significado de GPT, GOT y sus valores normales

 

Existen también dos enzimas que aparecen en la serie de las bioquímicas, en las analíticas, que son la GOT y GPT, estas dos encimas son las llamadas transaminasas hepáticas, y son dos trabajadores del hígado, que realizan una transferencia reversible de un grupo aminoácido a un cetoácido, colocando correctamente unos determinados aminoácidos para la síntesis proteica y así obtener las proteínas necesarias para nuestro organismo. Los índices de las transaminasas normales están habitualmente entre cero y 35 a 45, dependiendo de cada laboratorio. Estos valores de referencia, desde el más alto al más bajo, son indicativos del 95% de la población, por lo que existe un porcentaje mínimo que pueden tener índices menores o superiores y no estar enfermos.

 

Explicación de analíticas, valores normales y elevados de la: Glucosa GLU

 

La Glucosa es la medición del azúcar que tenemos en la sangre, que aparecen en la sección de bioquímica de nuestros análisis clínicos Mérida, en ocasiones bajo la abreviatura GLU y mide la actividad de la glucosa dentro de nuestro organismo, como funciona, si está transcurriendo adecuadamente por la sangre, además si llega adecuadamente a los tejidos o se queda en la sangre y también que el páncreas esté funcionando adecuadamente. En el caso de las personas diabéticas, generalmente se requiere el análisis de rutina en ayunas, que incluye de la hemoglobina glicosilada, que indica las medidas de los tres meses anteriores a la realización del examen, desglosando la forma en que el paciente ha tomado la medicación o de qué calidad ha sido la dieta que se ha llevado, de esta forma también se determina si las necesidades que tiene el paciente de insulina, pueden ser mayores. Cuando aparece un nivel por encima de 126 o más se trata de un paciente diabético. Los niveles normales en un paciente sano deben estar por debajo de 100, pero cuando los niveles están entre 100-126, pueden indicar una prediabetes, sin embargo por lo regular se vuelven a tomar los exámenes para corroborar.

 

Hemograma, ¿Qué miden en nuestros análisis clínicos? Y los índices adecuados

 

El hemograma es uno de los elementos diagnósticos básicos que necesitan los médicos, porque con este se observan tres grandes grupos, el primero que es la serie roja y todo lo que tiene que ver con los glóbulos rojos, como la cantidad, características de tamaño y el porcentaje. Dentro de la serie roja, existen diferentes elementos, el primero es el hematíe, los glóbulos rojos, cuya cantidad es diferente entre hombres y mujeres.

 

El segundo gran grupo es la serie blanca, que analiza nuestras células de defensa, los leucocitos, los glóbulos blancos, se observa la cantidad y como están subdivididos. El tercer punto a observar son las plaquetas, tanto el número como la proporción que tienen. El hematocrito es el porcentaje de glóbulos rojos  que hay en 100 mililitros de sangre. El tercer elemento, que es el más importante del hemograma, es la hemoglobina, observando que cantidad de ese pigmento que es el encargado de transportar el oxígeno, hay en cada glóbulo sanguíneo. Existen otros valores como el volumen corpuscular medio o la hemoglobina corpuscular media, que nos indica el tamaño de nuestros glóbulos rojos y si tienen una concentración de hemoglobina necesaria y suficiente. Finalmente se detecta el número de reticulocitos, es decir el número de glóbulos rojos nuevos que están circulando por nuestra sangre. Aquellos valores elevados o valores distendidos de la hemoglobina, hematíes o hematocrito, cuando son por debajo de los valores normales, son indicador de una anemia; por su parte, si los valores están por encima, son indicador de una poliglobulia, que significa que tenemos más glóbulos rojos de los valores normales. Por lo regular se elevan cuando la persona es fumadora, o también puede indicar algún tipo de enfermedad. La tercera parte del hemograma son las plaquetas; aquellas células de nuestro organismo que se encargan de reparar aquellas fisuras que tenemos en los vasos, evitar las hemorragias y parar la hemorragia cuando hay una herida. Lo normal es que marquen valores entre 150 - 400/450 mil. Niveles por debajo pueden indicar alguna alteración en las plaquetas que provoquen que no se produzcan de manera suficiente. En el Centro de Diagnóstico Médico Montejo, ofrecemos servicios de análisis clínicos Mérida, rayos X, ultrasonido, mastografía y ortopantografía. Nos distingue nuestra tecnología de punta, organización y calidez en el servicio y estamos comprometidos a realizarle una evaluación de su salud de manera completa, responsable y precisa. ¡Gracias por confiarnos su salud por más de 20 años!

 

Si nuestro artículo les proporcionó información valiosa, les invitamos a compartirla para que tenga un alcance mayor. ¡Los esperamos en nuestra próxima entrada!

 
Top