Rayos X Mérida

Rayos X Mérida: qué es y cómo se realiza una cistografía

 

Una de las pruebas complementarias solicitadas por especialistas para diagnosticar problemas en el funcionamiento de la vejiga es la cistografía. Esta prueba se realiza con rayos X Mérida y las técnicas empleadas para llevarla a cabo pueden variar, ya sea a través de una radiografía o una fluoroscopia, según lo indicado por el especialista.

Para que nuestros visitantes conozcan un poco más acerca del tipo de pruebas que realizamos en los laboratorios clínicos Cedimmont, en esta ocasión presentaremos algunas generalidades de la cistografía incluyendo cómo se lleva a cabo, cuáles son las medidas que se deben adoptar para prepararse antes de una prueba de este tipo y los riesgos que puede implicar.

 

Como ya mencionamos, la cistografía es una prueba de imagen de utilidad para el diagnóstico de problemas que afectan el funcionamiento de la vejiga. Para ella se emplean rayos Mérida y consiste en la inserción de un catéter urinario por la uretra para aplicar una tintura que contraste con la vejiga, de modo que esta se pueda observar con mayor claridad.

Posteriormente se toma la radiografía de la vejiga, que como es sabido, emplea una pequeña cantidad de radiación para crear imágenes interpretables por un profesional médico. En muchas ocasiones la cistografía se complementa con otro tipo de pruebas, por ejemplo, con un cistouretrograma en el que además de tomar imágenes de la vejiga se toman de la uretra.

 

De igual modo se puede aplicar una fluoroscopia, prueba en la que se analiza la manera en la que se vacía la vejiga al orinar, o bien, realizarse la cistografía por tomografía computarizada, en especial en aquellos casos en que se presentan problemas a raíz de algún traumatismo o por una cirugía reciente.

La cistografía es solicitada por el médico cuando se presentan problemas asociados con la vejiga que pueden manifestarse como sangre en la orina, problemas para vaciado de vejiga, infecciones frecuentes en el tracto urinario, reflujo e incontinencia urinaria.

También es una prueba indicada después de traumatismos en la vejiga, por estrechamiento o agrandamiento de la uretra, por agrandamiento de la glándula prostática y antes o después de algunos procedimientos quirúrgicos en la columna, en los que existe riesgo de daños en los nervios que se encuentran ubicados en el área que va desde la columna hasta la vejiga.

 

En todo caso las cistografías son una herramienta diagnóstica y sus resultados deben ser interpretados por el especialista médico, por lo que se recomienda consultarlo en caso de presentar alguno de los síntomas que hemos mencionado y regresar para la confirmación del diagnóstico al obtener los resultados de la cistografía para así poder comenzar con el tratamiento adecuado.

 

Al tratarse de una prueba de rayos X Mérida que se realiza en laboratorios clínicos, el proveedor de la atención será quien explique cómo se llevará a cabo el procedimiento y los requerimientos de preparación para el mismo. En algunas ocasiones es necesario llenar un formulario de consentimiento como autorización para realizar la prueba y en ese momento se les indicará el modo de preparación para la cistografía.

Hay alguna información que deben recabar antes de hacer la prueba pues existen contraindicaciones para realizarla, como embarazo o reacciones alérgicas a tinturas de contraste o al yodo, así como sensibilidad o alergia al látex, cinta adhesiva o a algún medicamento.

Es importante que quien realice la prueba también sepa si se presenta algún tipo de trastorno de sangrado o se encuentra bajo tratamiento que afecte la coagulación de la sangre, esto para reducir los riesgos de los que hablaremos más adelante.

 

En general se indica suspender alimentos antes de la prueba e incrementar el consumo de líquidos claros el día anterior a la prueba. Es posible que se solicite la toma de laxantes antes de la prueba o realizarse un enema para eliminar las heces que puedan afectar las imágenes obtenidas con la cistografía.

Para realizar la cistografía se solicita retirar la ropa, joyas y otro tipo de objetos que puedan dificultar la prueba o alterar los resultados. Es necesario vaciar la vejiga antes de la prueba y vestir únicamente la bata que se proporcione. Posteriormente se solicita adoptar una posición horizontal sobre una mesa de rayos X y el técnico introducirá un catéter en la vejiga para inyectar la tinta de contraste.

 

Después de inyectar la tinta se coloca una pinza en el catéter para impedir el reflujo de la tinta por la vejiga. La radiografía se toma mientras se inyecta la tinta y después, y en algunos casos se solicita adoptar diferentes posiciones para tomar radiografías de diferentes vistas del sistema urinario.

Al finalizar se retira el catéter y se solicita evacuar la vejiga nuevamente para tomar otra radiografía o bien, para aplicar una fluoroscopia mientras orina. Al finalizar la prueba no es necesario adoptar cuidados especiales, pero en caso de que se manifiesten síntomas como dolor al orinar que dura más de dos días, dolor en el abdomen, presencia de sangre en la orina, fiebre, escalofríos o una disminución en la producción de orina, es necesario solicitar atención médica inmediata.

 

En lo referente a los riesgos de la cistografía, estos están asociados con condiciones que impiden la prueba o la dificultan, pues como ya mencionamos, se hace uso de radiación. Las mujeres embarazadas no deben realizarse este tipo de pruebas, y en caso de padecer alergias a tinturas de contraste, al yodo, al látex, a ciertos medicamentos o si se presentan problemas de riñón o insuficiencia renal es necesario comunicarlo al encargado para que determine si es o no conveniente realizar la cistografía.

Los riesgos también se asocian con algunos factores que pueden reducir la precisión de los resultados, como la presencia de heces o gases en los intestinos o la presencia de bario por un enema reciente en el que se haya utilizado esta sustancia.

 

Como pueden ver, la cistografía es una prueba muy sencilla que facilita el diagnóstico de padecimientos que afectan el adecuado funcionamiento de la vejiga. En caso de que su médico les haya solicitado este tipo de prueba les recomendamos buscar laboratorios que se caractericen por la calidad de sus servicios y confiabilidad de resultados, como los somos en Cedimmont, donde contamos con equipos de rayos X Mérida de la más alta tecnología. Para solicitar mayor información sobre nuestros servicios los invitamos a ponerse en contacto con nosotros, en Cedimmont con gusto los atenderemos.

Top